LA REGENERACIÓN DE LA DERECHA

8

En su discurso ideológico, la izquierda se atribuye desde tiempo inmemorial, el patrimonio exclusivo de la defensa de los trabajadores, de los más pobres y desfavorecidos, de los marginados. Por el contrario, la derecha aparece como incapacitada para defender a los pobres y además se inclina siempre a favor de los más ricos. Claro que también la izquierda, ha sabido hacerse con el apoyo de los ricos, de los poderosos, sin renunciar a sus principios sociales de defensa de los trabajadores, de solidaridad e igualdad, para desarrollar sus programas e imponer su cultura.

¿Por qué no es posible que la derecha haga una profunda reflexión y se manifieste partidaria también de defender a los trabajadores, los pobres y marginados sin perder su identidad de defensora y conservadora del orden, la libertad y la justicia? Tendría que atreverse a manifestar frases como que ninguna familia se quedará en la calle por no poder pagar su hipoteca por falta de trabajo; la corrupción será castigada con la mayor dureza posible con arreglo a la ley; no se permitirá el abuso y la injusticia de colocar a dedo a los familiares y amigos en puestos que exigen una cualificación y oposición o que son innecesarios; se hará todo lo posible por no reducir la inversión en sanidad y educación; se ampliará la prestación de la Ley de dependencia; se apoyará económica y socialmente a toda mujer embarazada que desee ser madre y necesite esa ayuda, etc. Frases como éstas y otras parecidas, dichas con convicción y compromiso, pienso que serían muy eficaces, si además se está dispuesto a cumplirlas, y una vez en el Poder, se cumplen.

De hecho, los dos partidos mayoritarios en España, PP y PSOE se las han arreglado en estos treinta y tantos años de democracia para establecer un régimen político con abundancia de reparto de prebendas, nepotismos, y mamandurrias, sin atender suficientemente los problemas de la gente, el desempleo, la pobreza infantil, los desahucios, etc. y favoreciendo o permitiendo los numerosos casos de corrupción, hasta poder ser tildados con razón de “casta política”, que no se toma demasiado en serio los problemas de los ciudadanos, pero que asegura a sus dirigentes unos sueldos holgados, con los añadidos de dietas, comisiones, pensiones vitalicias, sueldos en desconocidos Organismos oficiales, importantes indemnizaciones, etc. perfecta y legalmente compatibles con otros empleos bien remunerados en Consejos de Administración o Asesoramientos de empresas importantes.

La ascensión del nuevo partido Podemos, se explica fácilmente porque acoge, no solo a los descontentos, sino a la tremenda aflicción de tantas familias al borde de la desesperación, sin ingresos, desahuciadas, con graves problemas para comer y sobrevivir, que son atendidas en su mayor parte por la Iglesia católica, y en parte también por sus propios familiares, y ese ascenso puede ir a más, porque no soslayemos que este nuevo partido acierta en el diagnóstico de los problemas no resueltos, sino agravados por la casta política que domina y controla a su favor todos los resortes políticos, judiciales y sociales del país.

Lo malo de ese partido son sus propuestas disparatadas, muchas de ellas absurdas, para resolver esta sangrante situación de ver cada vez a más mendigos por las calles y a personas que dependen de la ayuda humanitaria para sobrevivir. Propuestas que, además, nos conducirían a un régimen totalitario mucho peor que el actual. Por eso, los ciudadanos libres no podemos caer en la trampa de Podemos, que nos llevaría a un régimen dictatorial, opresor, violento y totalitario, al estilo de Castro en Cuba, Maduro en Venezuela, o Morales en Bolivia.

Por tanto, no dudo en proclamar la necesidad de la regeneración de la derecha, para inclinarse no sólo por los ricos, respetando sus derechos legítimos, sino también por los trabajadores, los más pobres, los desheredados, sin caer en la dictadura de la ideología, siendo respetuosos con las libertades de todos, luchando contra los males de la corrupción y la injusticia y atendiendo al bienestar de todos los ciudadanos, sean ricos, pobres o pertenecientes a la clase media.

Roberto Grao

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: