El fin mueve a la gente, a las personas

   “El fin mueve al agente”, expresión clásica que suelo traducir por: “el fin mueve a la gente, a las personas”. Tener claro un fin –en la cabeza y en el corazón- (que se irá perfilando con el vivir) es tan importante que si falta se produce la inmovilidad y el sin sentido, porque “si no se va a ninguna parte”, para qué moverse, ya que nada valdría la pena.

   En jóvenes y mayores, encontramos, a veces, actitudes de conformismo, de no pensar. Da la impresión de que todo les da igual. En sus raíces se descubre el peso de horizontes cerrados, no ven más allá del momento, dejando paralizados su pensamiento y su querer.

   En tales situaciones se precisan luces de la inteligencia, que despierten, y la fuerza del amor que mueva la voluntad. Luces que, frecuentemente, vienen del exterior: una situación, el ejemplo de otras personas próximas o no, de amigos, (…) y, siempre, la valentía para comprometerse por la verdad, el bien, y la realización de valores, que siempre nos exigirán vencer resistencias y hacerse violencia.

   Atreverse a “no pasar”, a participar en la carrera que a cada uno le toca correr por su “calle”; llegar a la meta, no retirarse, exige esfuerzo y valentía, mas también acompañan la ilusión y el aliento, y el ejemplo de otros, por alcanzar el bien y el premio.

   José Arnal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: