Y así están las cosas

Aborto
   Hay palabras que a casi nadie dejan indiferente, aborto es sin duda una de ellas. Según el diccionario de la Lengua Española aborto es la interrupción del embarazo por causas naturales o provocadas. Las primeras forman parte de la dinámica natural del ser humano y poco se puede hacer para evitarlas. Son las segundas las que provocan reacciones encontradas y a nadie dejan indiferente hasta tal punto que hasta para el concepto mismo se buscan palabras que disminuyan la carga real o emocional que la palabra provoca, me refiero al empeño por utilizar el termino “interrupción voluntaria del embarazo”.

   El fondo del asunto arranca de una realidad que hoy en día, y desde el punto de vista científico, nadie puede poner en duda y es el hecho de que existe vida humana desde el primer momento de la concepción. Es verdad que es una vida dependiente de la madre, pero no más dependiente de lo que lo es el niño recién nacido de los cuidados de su madre. Cuando el espermatozoide y el óvulo se unen se produce una nueva individualidad humana a la que solo le falta tiempo para llegar a ser niño, adulto o anciano pero que en si misma ya tiene todos los sistemas genéticos y bioquímicos para alcanzar su pleno desarrollo, el paso del tiempo hace el resto.

   Este verano entró en vigor en España la nueva Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo mediante la cual, además de otras cuestiones, se consagra el derecho de la mujer para abortar hasta la 14 semana de gestación sin que medien más requisitos o condiciones. Es el aborto libre hasta la 14 semana de gestación y la creación para la mujer de una parcela de absoluta impunidad y autonomía en la que esta permitido lesionar el principal bien de otro, que es la vida, de una manera violenta e impune.
La Ley concede esta autonomía para abortar también a las chicas a partir de los 16 años con conocimiento o sin el –si le provoca a la menor un conflicto grave- de uno de sus representantes legales.

   Se pueden hacer bastantes reflexiones acerca de esta Ley, hoy me limitaré a unas pocas:

   La primera sería conceptual y vendría ligada al hecho de que la Organización Mundial de la Salud utiliza el término aborto y especifica los distintos tipos y clases del mismo. Parecería razonable que se adoptara la terminología de la OMS, es decir, aborto en vez del término “interrupción voluntaria del embarazo”.

   La segunda vendría ligada al hecho, sin duda muy positivo, del respeto y protección que la sociedad y nosotros individualmente prestamos a la vida e integridad física de las personas: somos firmes defensores de la abolición de las torturas y de la pena de muerte, no entendemos como ha podido existir la esclavitud, nos causa pavor recordar los ejemplos de genocidio masivo de razas y enfermos que practicó el nazismo, etc. Y si estos logros son así y nos llenan de satisfacción ¿por qué la sociedad no cuida y defiende de igual manera la vida humana del no nacido? ¿tienen un pensamiento coherente las personas que defienden el respeto a la vida solamente en algunos casos y no en otros? .

   La última reflexión, por el momento, tiene que ver con el hecho chocante de que una chica de 16 y 17 años no pueda votar en unas elecciones ni pueda beber alcohol en un bar pero sin embargo si tenga, prácticamente sin la ayuda y consejo de nadie, la autonomía para abortar. Se comprende que en caso de embarazo la menor se encuentra ante una situación imprevista, no deseada, y con una amplia e importante repercusión futura que le lleva a un callejón prácticamente con una única salida que será recurrir al aborto como un método anticonceptivo más. Parecería razonable que no se prive a la chica de 16-17 años del consejo, apoyo y ayuda de los padres.

   Dicen que las Leyes deben ser hechas para salvaguardar el bien común, para hacer que nuestra sociedad sea más justa, para favorecer la convivencia, para proteger los derechos de todos pero en especial de los más débiles ¿seguro que esta Ley protege a los más débiles, hace que la sociedad sea más justa y favorece la convivencia de todos los españoles? Luis Ciprés Casasnovas
Doctor en Medicina. Especialista en Endocrinología y Nutrición.
—————
Otros temas relacionados:
Sobre el aborto de nuevo
La intervención del aborto
Otros artículos sobre el ABORTO
Enviar a un amigo

23 de octubre de 2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: