Navidades sobrias


   El Papa acaba de denunciar en la FAO la opulencia y el despilfarro de occidente, cuando en otras partes del mundo millones de personas pasan hambre y miles de niños mueren diariamente de desnutrición.
   A pesar de ello y de la crisis, en las próximas Navidades continuaremos comprando más comida de la necesaria para celebrar las fiestas, y nuestros hijos recibirán multitud de regalos de parte de padres, abuelos padrinos y tíos, de los cuales apenas harán caso a los pocos días.

    No estoy en contra de que celebremos la fiesta más importante del año con algún extra y alegremos a nuestros pequeños con algún detalle que les haga ilusión, pero sin caer, como sucede con frecuencia, en la opulencia y el despilfarro como nos pide el Papa.

    Y que lo que podamos ahorrar con unas navidades más sobrias, lo destinemos a los que están peor que nosotros; que pueden ser del tercer mundo, pero quizá también puede ser que los tengamos mucho más cerca por causa de la crisis.
   José Pauner Sala
———
Otros temas relacionados:
Navidad
Crucifijos en las aulas
Otros artículos sobre RELIGIÓN
Enviar a un amigo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: